martes, 12 de octubre de 2010

La liberación

Todos buscamos la libertad, queremos ser libres. Un adolescente piensa "cuando crezca y no tenga que obedecer más a mis padres voy a ser libre"... Pero ¿qué es ser libre? ¿No estar presos es ser libre? La libertad es peculiar, angustia tanto no tenerla, como tenerla. Ser libre a veces te llena de miedos. Leí sobre el caso de un hombre que era asmático y que fue puesto preso. La paradoja es que en la cárcel se le fue el asma, pero en la cárcel no hay opción. La libertad, en cambio, te da miles de opciones. La libertad te obliga a elegir. Es una paradoja. Hay que estar preparado para reclamar libertad porque la podes conseguir. Ser liberado es como abrir los ojos a la luz después de mucha oscuridad. La libertad encandila, enceguece. Libertad suena a no tener límites, pero en realidad ser libres es tener la libertad de moverse entre algunos límites. Libertad es mucho más que elegir, es hacerse cargo de esa elección. Es más fácil hacerle caso a alguien, que hacerse caso a sí mismo, porque eso es ser libre, hacerte caso. ¿Quién queres ser? ¿Vas a hacerte cargo de lo que elegís? ¿Vas a elegir? Aunque no quieras, aunque no lo sepas, siempre elegimos. Estamos condenados a ser libres. Ser libres es ser esclavo de las consecuencias de tu elección. Otra paradoja. Y hacerte cargo de las consecuencias de tus elecciones te vuelve a liberar. Todos buscamos la libertad. Habrá que hacerse cargo de lo que hiciste, lo que haces y lo que harás, y tener una vida condenadamente libre y plena de sentido.

1 comentario:

  1. Que buena reflexion! Me encantan los off que hacen en Casi

    ResponderEliminar